El hidrógeno puede ser el vector energético de referencia en el futuro, principalmente por 2 vías: movilidad y almacenamiento de energía.

La industria energética y la automovilística buscan alternativas a las actuales fuentes de combustibles para reducir la contaminación. Por otra parte, la generación de electricidad por fuentes renovables depende de variables meteorológicas que no podemos gestionar. Una forma de optimizar los excedentes de producción de electricidad por fuentes renovables es producir hidrógeno que podría almacenarse y emplearse posteriormente como combustible.

En estos momentos, Ibergener está trabajando en proyectos para el uso del hidrógeno en la movilidad sostenible con otras empresas del sector, por una parte, y, por otra, promoviendo la construcción de varias plantas de producción de hidrógeno.